Skip to content

Mansilla y Miralles: coincidencias y algo más…

23 febrero, 2012

Corría el verano del año 2000, yo aún no hacía procesos constructivos, porque por entonces lo que se hacía y lo que me daba de comer sin tregua era la realización de perspectivas y videos de viviendas residenciales y algún trabajo de edificación singular de forma esporádica. Recibo una llamada de un cliente en la que me convoca a una reunión en Barcelona con el rector de la Universidad de Vigo, y con Benedetta Tagliabue, puesto que Enric Miralles ya habia fallecido de forma inesperada unos meses antes. La reunión es en su estudio y la razón un audiovisual de presentación del proyecto de la Ciudad Universitaria de Vigo del cual ambos son autores. De la visita, me deslumbró nada más llegar, su estudio, las formas que en maqueta o sobre plano la vista encontraba allá donde fijara su atención, la sensación de caos a los ojos extraños, pero de orden infinitamente creativo para los iniciados. Dejó huella en mí, 12 años atrás, aquella visita y la oportunidad de estudiar uno de sus proyectos para realizar un video. Por diversas razones aquél video no se llegó a hacer. Ni tampoco Miralles llegó a ver su proyecto materializado. Los planos aún andan por mi estudio.

Marzo del año 2010. Recibo unos planos firmados por Mansilla-Tuñón-Peralta de los cuales he de hacer un proceso constructivo. Se trata del CICCM, del cual hay suficiente documentación como para llenar una bilioteca de barrio. La singularidad del edificio, de las soluciones dadas, de las innovaciones planteadas, de la dificultad que acarreará su construcción, sus formas…  siempre he creído, tras revisar su obra conjunta con Tuñón, que este iba a ser, y será, un hito arquitectónico. Por otras razones, aunque mi trabajo en el proceso constructivo se llevó a cabo, el resultado final no llegó a donde estaba destinado. Mansilla tampoco verá su obra terminada. Sus planos aún andan por mi estudio.

Cuando ayer me entero de la noticia, y leo que además Mansilla estaba en Barcelona para participar en un homenaje a Miralles, me retrotraigo en el tiempo y descubro además de desdicha, coincidenca, relación, carreras paralelas e interrumpidas de forma prematura. Miralles y Mansilla, Mansilla y Miralles, de ambos tuve oportunidad de hacer o intentar hacer sendos proyectos, que ninguno de los dos pudieron ver materializados. Ambos empiezan por “M”, 8 letras, 3 sílabas, “LL” en la última… ¡qué cosas!. Sirva la presente entrada para hacer pública mi admiración.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: